Archivo mensual: marzo 2016

14. “¡UN AÑO Y MEDIO DE HORMONAS!”

IMG_7813

¡Buenas! Ya hacía bastante que no escribía sobre los cambios que he ido notando en relación al tratamiento de reemplazo hormonal. El 30 de marzo de 2016 hará un año y medio desde mi primer pinchazo de testosterona. Decidí ir describiendo el proceso cada cierto tiempo, así que aquí os dejo los links a las anteriores publicaciones, por si queréis hacer memoria:

Resumen de los 3, 6 y 9 meses de hormonas aquí.

1 año de hormonas aquí.

Recordad que los tratamientos hormonales deben tener prescripción y seguimiento por parte de un médico especializado.

————————————————

➤Cambios físicos
Muchos de los cambios que experimenté en los primeros meses ya han quedado estables, o en caso de que estén aún evolucionando lo hacen de forma tan lenta que personalmente no me doy cuenta de ello. Son tales como:

-Agravamiento de la voz.
-Piel más grasa y más gruesa.
-Cese de la menstruación y cambios en el flujo vaginal.
-Cambios en el olor corporal y la sudoración.
-Crecimiento del clítoris.
-Aumento de la libido.
-Ahora que recuerdo, algunas personas dicen que me ven más nuez en el cuello. Yo no me había fijado, pero ahí lo dejo.

Otros cambios siguen su curso:

-Cambios en el apetito, la distribución de la grasa, la masa muscular y el peso corporal. Desde que empecé el tratamiento, he variado mucho de peso. No solo por la testosterona sino por otros factores, como el hecho de que antes de empezar el tratamiento casi no comía por la depresión, después volví a comer bien y retomé el deporte, durante el post-operatorio de la mastectomía estuve muchas semanas sin hacer nada de ejercicio, etc. En definitiva pasé de 48 a 60kg durante los primeros nueve meses, después perdí unos 3kg y desde entonces estoy más o menos estable. Creo que en general es normal ganar peso e hincharse notablemente con la testosterona al principio y después estabilizarse, pero esto depende mucho del estilo de vida que lleves y la predisposición anatómica de cada une.

-Aumento de vello corporal y facial y cambios en los rasgos faciales. El pelo es en lo que actualmente veo más evolución. Vaya, que cada vez soy más peludito 😀 Esto me hace especial ilusión en cuanto a la barba, porque modifica mucho el aspecto general del rostro, y no me desagrada en cuanto al cuerpo. Debo decir, además, que para el crecimiento de la barba he estado ayudándome de un medicamento llamado Minoxidil y que he notado bastante sus efectos. Si os interesa saber más sobre el Minoxidil ya hablaré sobre ello en otro post y puedo colgar algunas fotos que me he ido haciendo para poder ver la comparación.

Por otro lado, han dejado de sucederme algunas reacciones que mi cuerpo tuvo con la testosterona:

-Ya no me salen tantos granitos por la cara, espalda y hombros como en los primeros meses.

-Tampoco he vuelto a tener, excepto algún día puntual, los dolores bastante molestos que tenía. Me refiero a dolores de cabeza, dolor en la zona de los ovarios y en la zona del clítoris (supongo que este último era debido al crecimiento del clítoris, que como ya no me duele deduzco que no está creciendo más o que, si lo sigue haciendo, lo hace muy lentamente). También había tenido algo de insomnio pero como he ido modificando a menudo los horarios no puedo decir si estaba relacionado con la testo o no.

➤Cambios mentales
Como siempre digo, los cambios psicológicos que estoy experimentando no los puedo vincular únicamente a las hormonas sino que tienen que ver con todo el proceso de transición y con mi historia vital personal.

-En general puedo decir que mi vida está mejorando poco a poco e incluso hay momentos que me siento feliz o por lo menos esperanzado, aunque con matices. Resumir en pocas palabras mi estado emocional y mis sensaciones no sería nada fácil, pero en algunas ocasiones he usado el blog para expresar pensamientos que creo que reflejan una pequeña parte de lo que estoy pasando. Por ejemplo, escribí sobre cómo sé que aún tengo demasiados conflictos mentales conmigo mismo, pero siento que avanzo en la dirección correcta.

-El hecho de que ahora “paso” más fácilmente como hombre, con toda la controversia que implica el fenómeno del “passing”, hace que mi vida cotidiana sea un poco más cómoda, me agrade o no que esto sea así. El “passing” es el hecho de ser identificade como hombre o como mujer a ojos de les demás, es decir, que no se te “confunda” o que no se te “note” si eres una persona transexual o transgénero, sino que “pases” o “cueles” como hombre cis o mujer cis (no-trans). Así, con muchas “comillas” todo, porque esta identificación como hombre o mujer según la apariencia física y el comportamiento de las personas se suele basar en gran medida en los estereotipos de género impuestos por la sociedad, los cuales nos perjudican de muchas maneras a todes (también a la gente cis).

————————————————

No puedo despedirme sin recordar que ya he cumplido un año con mi nuevo pechito operado por mastectomía y que estoy muy contento de cómo ha quedado 😀 Las cicatrices y los tejidos han curado bien, ahora solo queda dejar que el paso del tiempo siga haciendo su trabajo en la recuperación de la sensibilidad y seguir yendo a las revisiones médicas de control.

Un saludo a todes y gracias por leerme :*

Foto: De este sábado, haciendo nuevos amigos 😛

Deja un comentario

Archivado bajo mis escritos, TRH