4. “CAMBIOS FÍSICOS DE MASCULINIZACIÓN”

comp-cc3b2pia

[Texto publicado el 19/05/2015]

Cuando un hombre transexual decide modificar su cuerpo para que su físico esté acorde con su identidad, suele pasar por unos procesos que intentaré resumir a continuación de forma general. NO significa que todos los chicos transexuales pasen por estos cambios. La identidad de género se define según lo que siente la persona y no según su cuerpo. Como en todo, cada persona es un mundo: existen personas que pasan por todos los cambios que describiré; otros solo pasan por algunos de los procesos, pero también hay quienes no necesitan modificar en absoluto su físico para sentirse en armonía con su identidad. ¡Y eso no los hace ni más ni menos hombres que el resto!

Hablaremos de cuatro aspectos principales: tratamiento hormonal, masculinización del pecho, histerectomía-anexectomía y reconstrucción de genitales.

1- HORMONAS
Cuando la persona en cuestión está en una edad temprana o aún no ha pasado por la fase de la pubertad, puede tomar Bloqueadores Hormonales. Lo que hacen estos bloqueadores es retrasar el desarrollo de la pubertad para que no surjan los efectos de las hormonas femeninas (en este caso). Es importante que un niño trans que no desea que se le desarrollen las características sexuales femeninas pueda tener este tratamiento, para no tener que pasar por el malestar de ver cómo su cuerpo se va transformando en algo que le produce rechazo y que, pasados los años, será mucho más difícil revertir. Además los efectos de los bloqueadores son reversibles, de forma que también son útiles para lxs niñxs que necesitan más tiempo para decidir sobre su cuerpo.

Después de la pubertad, se puede empezar el Tratamiento de Reemplazo Hormonal. En este caso, se administra testosterona en inyecciones, parches o geles. Los efectos empiezan a ser perceptibles desde el primer mes, continúan acentuándose hasta pasados los 4 o 5 años en adelante. Algunos son reversibles (si por cualquier motivo se dejase el tratamiento, volverían a su situación inicial) y otros son definitivos (aunque se deje el tratamiento quedan en el punto de desarrollo al que hayan llegado):
⇒Cambio de la voz (más grave).
⇒Cese de la menstruación.
⇒Aumento de la libido.
⇒Piel más gruesa, más grasa y aparición de acné temporal.
⇒Redistribución de la grasa y aumento de la masa muscular.
⇒Cambios en el olor corporal y la sudoración.
⇒Crecimiento del clítoris.
⇒Aumento de vello corporal y facial (barba).
⇒Alopecia androgenética (más posibilidades de tener calvície con la edad).

Ambos tratamientos hormonales, tanto bloqueadores como de reemplazo, deben tener prescipción y seguimiento médico por parte de un endocrinólogo.

2-MASCULINIZACIÓN DEL PECHO
Aunque con el efecto de la redistribución de la grasa y el aumento del músculo del tratamiento hormonal puede reducirse suficiente el volumen del pecho como para que algunos chicos transexuales no necesiten ninguna modificación más, la mayoría de personas que desean un pectoral masculino necesitan una intervención quirúrgica (mastectomía). Hay diferentes tipos de operaciones para ello, y el médico es quién orientará a la persona sobre cuál es la más adecuada en su caso.

3- HISTERECTOMÍA Y ANEXECTOMÍA
Es la cirugía para extirpar la matriz y los ovarios. Sirve para evitar el efecto de las hormonas femeninas segregadas por los ovarios y es también el paso previo a la reconstrucción de genitales.

4-RECONSTRUCCIÓN GENITAL
Hay dos opciones diferentes para ello: la faloplastia y la metaidoplastia. Cada operación tiene sus ventajas y desventajas: con la faloplastia se obtiene un pene del tamaño que se desee a partir de piel de otra zona del cuerpo, pero no puede ponerse erecto de forma natural por lo que necesita una prótesis especial; la metaidoplastia es un alargamiento del propio clítoris hasta formar un micropene y conserva su sensibilidad y erección, pero no puede conseguirse un tamaño mayor.

✴-Además de las cirugías principales, también existen otras técnicas complementarias de modificación corporal y de las facciones faciales, como pueden ser la lipoescultura, liposucción, cirugía facial, etc.
————————————————

Evidentemente todas estas descripciones son muy resumidas y orientativas. Si realmente se tiene interés en obtener información más detallada es esencial que se acuda a médicos especializados.

Cualquier duda que tengáis intentaré responderla en los comentarios o por privado. La próxima semana escribiré un post similar, pero con los procesos de feminización del cuerpo, que aunque no sea mi caso, ¡espero que sea útil para quién le pueda interesar!

Un abrazo ^^

Fotografía: La primera es de enero de 2014, donde pesaba unos 52 kg. En realidad tenía mucho más volumen de pecho (la prenda negra es un Binder, es decir, una faja compresora). En septiembre de 2014, justo antes de empezar el tratamiento y en una de las peores épocas de mi vida, pesaba 48 kg. La segunda foto es en mayo de 2015, después de 7 meses de hormonas y con la mastectomía hecha, pesando 60 kg (y obviamente en la mejor época que he vivido hasta ahora :)).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo mastectomía, mis escritos, TRH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s